Desconocida

|

Te vi pasar un día
apenas amanecía.
Tú caminabas por el pasillo
que unía las aulas con el casino.
Tú caminabas rápido y me miraste.
Yo tomaba un café y te miré.
Me tomó un segundo reconocerte
y en ese segundo no alcancé
a articular un saludo,
porque cuando te reconocí, ya habías pasado.

Lo lamenté y quise conversarte
por cinco minutos, quizás menos,
tras dos años de distancia,
tras 15 años de amistad;
te encontré tan desconocida.

Irremediablemente desconocida.

DESCARGA:


2 paranormalidades:

Y donde quedó el gato de Schrödinger dijo...

Que buen blog de música y pensamientos libres nos regalas...

Gracias :)

eduard reyes dijo...

es excelente desde el punto de vista de una persona que sabe apreciar el amor lo extraño lo indeciso lo ilógico me gusto mucho .....eddtckcdlm