A Northern Chorus

|

Me acerco a los fiordos en verano, con la guitarra que no quiere sonar para mí; pero sí para ti.
Entonces ambos nos sentamos en el borde del acantilado, en el pasto, viendo la posita más grande de todas, que refleja absolutamente todo el firmamento.
Entonces ambos nos sentamos en el borde del acantilado, tú con la guitarra y ambos canturreando.
Entonces ambos nos sentamos en el borde del acantilado, y nos separamos de la gravedad.



DESCARGA: A Northern Chorus - Spirit Flags



agradecimientos a:Helvítis Alan

1 paranormalidades:

Jordi dijo...

Me ha encantado este disco. Me traslada a un lugar sosegado, imaginario e imposible donde dejarse llevar al ritmo de las olas mar adentro.